El Occiso de María Virginia Estenssoro

Tengo el orgullo (y un poco de miedo) de presentarles a la boliviana María Virginia Estenssoro con su libro El Occiso.

Digo miedo porque siento que no hay forma de hacerle justicia a su escritura que es más como un canto. Un canto que incomoda y, al mismo tiempo, emociona.

Publicado en 1937, es el único libro que Estenssoro publicó en vida, pues luego de su publicación fue censurada por la sociedad de ese entonces. La censura se debió a la mención de relaciones fuera del matrimonio y el aborto.

Luego de leerla como cinco veces (porque este libro necesita por lo menos tres lecturas) me animo a decir que el hilo conductor de los tres relatos cortos (El occiso, El cascote y El hijo que nunca fue…) es la muerte, ya sea la belleza de la muerte, el dolor de la muerte o la incomprensión de la misma. Pero así como encontramos muerte, también encontramos mucho amor en sus relatos.

Para mí, Estenssoro escribe El Occiso como una redención y una forma de procesar el duelo de una pérdida para volver a encontrarse con ella misma. Al mismo tiempo, hace revolución.

Un día el deleite, la delicia de amarnos así, nos matará. Van a encontrar un montón de huesos, y nadie sabrá cuáles son los tuyos, y cuáles son los míos.

El Occiso – María Virginia Estenssoro

Nació en La Paz, Bolivia el 2 de julio de 1903 y falleció en Sao Paulo, Brasil el 28 de septiembre de 1970. Su vida estuvo siempre llena de viajes y escritura. Se casó con un aristocrático europeo, lo que le permitió conocer y vivir en varios países de Europa.

Vuelve a Bolivia en 1932 “sin su marido y con un hijo pequeño”. En ese tiempo, empieza a escribir columnas con el seudónimo Maud D’Avril las cuales tocaban temas para “que la mujer boliviana tome conciencia de su papel histórico, [y] conciencia de sí misma”. En 1937 publica El Occiso y, como dijimos en el anterior post, fue censurada.

El impacto de la censura hizo que no volviera a publicar ningún otro libro, lo que, no significaba que había dejado de escribir. Ella continuó escribiendo para sí misma. Esto lo vemos pues luego de su muerte sus hijos se dedicaron a recopilar, editar y publicar sus escritos como obra póstuma, con el fin de darle (a ella y a su escritura) una liberación. Lograron entonces publicar cinco volúmenes que recopilan toda la obra de Estenssoro, que va desde la narrativa hasta la poesía y el teatro.

Sobre El Occiso, Eduardo Mitre opina que esta obra debería pertenecer a los clásicos de la literatura hispanoamericana y que también es uno de los mayores aportes a la poesía boliviana. Mary Carmen Ergueta, por su parte, opina que Estenssoro “ha enseñado, a lo largo de la vida, a reconocer lo bueno de lo malo, lo bello de lo grotesco, lo trivial de lo humano. […] Un pueblo se mide por la estatura de sus exponentes ilustres y, María Virginia Estenssoro fue y será permanentemente uno de los productos más nobles y genuinos del pueblo boliviano.”

Tener ella una aureola de maldad; haber elegido las palabras que punzan, las risas que engañan, los dichos que adulan; para decir ahora, simples, límpidas y breves palabras como gotas de agua.

El Occiso – María Virginia Estenssoro

La primera vez que leí a Estenssoro fue en un taller de literatura boliviana, éramos cuatro personas, luego tres y al final terminaron cancelándolo. Por suerte, llegamos a leer Memorias de Villa Rosa que me hizo dar la suficiente curiosidad para buscar más obras de María Virginia. Como se imaginarán (o no) no encontré nada de ella. Pregunté por si acaso al encargado del taller y me pasó un documento en Word con El Occiso. A veces, esa era la única forma de leer a autorxs poco conocidos.

Y sería la única forma de leer a El Occiso de Estenssoro si no hubiera sido por @dumdumeditora que decidió volver a publicarla. Dentro, como bonus, se encuentran artículos, reseñas, fotografías y una biografía de María Virginia Estenssoro. Simplemente, un trabajo fenomenal.

Para lxs que no puedan hacerse con una copia de El Occiso de Dum Dum Editora, pueden encontrar el primero de los relatos de Estenssoro en una de las últimas publicaciones de Páginas de Espuma: Vindictas.

Hasta la próxima reseñita.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s