Édouard Levé- Suicidio

Suicidio (2008) Ahí estás tú, llena de vida, delante de este libro que seguramente compraste porque la portada te pareció explosiva y, desde luego, el título sugerente.
Posiblemente no conozcas a nadie que se haya suicidado o ¿sí?, pero oíste hablar del suicidio, tal vez en la prensa o en voz baja cuando alguien te contó sobre algún conocido que se quitó la vida.

Desde que leíste el titulo, comprendiste que tocaba un tema difícil de abordar. Desagradable, desgarrador y, al mismo tiempo, te generaba morbo.
Sabes que leer sobre la muerte te da escalofríos y algunas veces has evitado libros que toquen de manera profunda el tema, pero en este viaje de lectora estás aprendiendo a exponerte a ciertos tipos de lectura, sobre temas que incomodan o que son tabú, porque tú eres así.

Entonces te encuentras con Levé que, en este monólogo de 93 páginas, habla con su amigo sobre su suicidio: «tu fantasma sigue de pie en mi memoria, mientras que tu esqueleto se descompone en la tierra».

Estos párrafos llenos de «tú» son irremediablemente un «yo», pues es imposible dejar de pensar que las anécdotas contadas, las reflexiones (descritas obsesivamente), no son otras que las anécdotas y reflexiones de Levé sobre sí mismo, también él se quitaría la vida, días después de entregar este manuscrito.

Cuando habla del periodo con antidepresivos, de las descripciones clínicas de sus efectos: manía, dolores de cabeza, inquietud o insomnio, las hace con tal nitidez, tan reales que solo pueden haber sido descritas por alguien íntimo con ese proceso.

Reflexionas sobre todos tus queridxs/ conocidxs que alguna vez se han visto o están en ese mismo proceso. Reflexionas sobre la depresión. Abrazas los pequeños detalles del día a día, abrazas tu vida.

Sientes que has crecido un poquito más, y que también tú puedes hablar del suicidio, despojado del dolor, rabia, incomprensión o vergüenza. Tomas este libro como una despedida única y melancólica de Édouard Levé.

Édouard Levé (1965- 2007) era un fotógrafo, pintor y escritor francés del que no había oído hablar hasta que me encontré con su último libro que, además, sería premonición de su final «suicidio». Vino al mundo el primer día del año de 1965, lo que le daba cierto anonimato que al parecer disfrutaba: «Todo el mundo está de fiesta y se olvida de la mía. Que me ignoren me ahorra la molestia de tener que brillar.»

La obra de este artista ronda, inevitablemente, en torno a la muerte, lo finito y la angustia vital. Como fotógrafo, una de sus obras más representativas son una serie de fotografías de un pueblo ubicado en el centro-oeste de Francia, llamado «Angoisse» (angustia), en dicho pueblo él fotografía la entrada de Angustia, la escuela de Angustia, las casas de Angustia, la discoteca de Angustia, etc. Como diría en una entrevista: « No hay nada de extraordinario si no es por el nombre (…) basta con pronunciar “angustia” para adornar las cosas con una inquietante extrañeza».

Así nos acercamos a Levé un artista polifacético y melancólico que se quitaría la vida días después de entregar el manuscrito de su cuarto y último libro, pues solo eso nos dejó de su obra narrativa.

La edición de este libro es resultado del trabajo de la editorial «Eterna Cadencia». Esta editora publica libros de ficción literaria, ensayos filosóficos y crónicas. Además, a la hora de publicar libros, prestan toda la atención a la escritura, es decir, el texto en sí mismo y también si el libro tiene una relación con el resto de libros publicados en la editorial.

Como dice Leonora Djament, directora de la editorial, los libros del catálogo de esta editorial son una especie de «conversaciones entre títulos, ningún libro entra hablando solo.»

Adquirí este ejemplar en la librería 80mundos en Alicante. Tengo muchas ganas de leer los otros 3 libros de Levé que forman parte de su obra narrativa y del catálogo de Eterna Cadencia: Obras (2002), Diario (2004), Autorretrato (2005)

*Fuente entrevista «Eterna Cadencia: el catálogo como constelación» en la revista Letras Libres y de «la Périphérie», «Angoisse» de Édouard Levé.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s